La Blogtica

Los mejores consejos, ¡sin receta!

13 mayo, 2017
por nuriaribeiro
0 Comentarios

De CosmetiCata con Esdor

¡Hola blogticarios!

Llevaba un tiempo sin escribir en el blog porque estamos implantando para nuestros clientes servicios nuevos en la farmacia (SPD: sistema personalizado de dosificación, Dermoanálisis piel y cabello, y Cesación tabáquica), ¡y no me dan las horas del día!, tengo que priorizar. Pero hoy vengo con una marca que el jueves pasado nos ayudó a realizar un evento muy chulo en la farmacia: la CosmetiCata de Esdor.

Si no conocéis la marca os invito a que probéis alguno de sus productos. Puede que sí conozcáis Caudalíe, una marca francesa de cosmética cuyos principales activos son los polifenoles de uva. Pues bien, Esdor también lleva este tipo de antioxidantes, solo que es una marca española y hemos preferido apostar por el producto de la tierra.

Nacida en pleno corazón de la Rivera del Duero, las uvas Tempranillo del Grupo Matarromera (una de las compañías vitivinícolas más relevantes del sector a nivel nacional e internacional) prosperan en una tierra caliza donde las condiciones de climatología extrema las dotan de unas cualidades únicas. Para defenderse de esa adversidad, y de microorganismos e insectos, generan diferentes compuestos polifenílicos con elevada concentración, entre los que destacan catequinas, epicatequinas, taninos, flavonoides, estilbenos…, y las convierten en ricas, complejas y resistentes.

Los polifenoles de uva tinta son unos de los antioxidantes naturales más eficaces, con numerosos estudios que avalan su aplicación en el campo cosmético y en el cuidado de la piel. Entre sus cualidades podemos decir que:

  • Tienen una capacidad antioxidante muy elevada, superior a las vitaminas C y E.
  • Ayudan a neutralizar los radicales libres, principales causantes del envejecimiento prematuro de la piel.
  • Actúan como sustancias protectoras de los componentes de la piel. La protege de agresiones externas (humo, viento, sol, contaminación…), así como de todo aquello que se ponga en contacto con ella.
  • Evitan la oxidación de fibras de colágeno y elastina.
  • Ayudan a conservar el ácido hialurónico y a evitar la aparición de cuperosis, al tiempo que mejoran la microcirculación de la piel.

¿Qué ha patentado Grupo Matarromera?

Grupo Matarromera ha desarrollado y patentado el proceso de extracción de Eminol®, un innovador extracto polifenólico con elevada capacidad antioxidante que ayuda a neutralizar los radicales libres causantes del envejecimiento cutáneo. Es un extracto de origen natural, cuyos polifenoles se obtienen exclusivamente de la piel de uva, puesto que son los más bioasimilables, lo que facilita su acceso a capas más profundas de la piel.

La obtención de Eminol® combina la cultura y la tradición de la elaboración de los mejores vinos con la complejidad y modernidad del proceso de extracción de los polifenoles de uva.

Esdor combina la eficacia antioxidante de estos polifenoles de uva tinta con activos naturales de alta cosmética (como son el ácido hialurónico, aceites como la Rosa Mosqueta o el Germen de Trigo, etc.), que ayudan a cubrir todas las necesidades de la piel. Y tiene una cosa que me gusta mucho, la garantía de que en todas sus formulaciones utilizan un 85% de ingredientes naturales. Además no contienen parabenos, aceites minerales ni colorantes artificiales.

Y, ¿en qué consistió la CosmetiCata?

Fue un maridaje en la misma farmacia con diferentes cosméticos donde probamos y disfrutamos de distintas texturas, unos aromas estupendos y sensaciones únicas, de una manera especial y gracias a Laura, delegada de Esdor. Nos iba explicando varios de los productos de la marca, maridándolos con tres de los vinos de estas bodegas vallisoletanas, de donde salen las uvas que utilizan para sus cosméticos. En la farmacia nos encargamos de que el vino no cayera en vacío acompañándolo de un aperitivo ;). Además, ese día el laboratorio nos dejaba realizar un descuento de un 15% a todos nuestros clientes que quisieran comprar alguno de los productos y les obsequió con una minitalla de crema de manos, perfecta para llevar en el bolso (si no habéis probado la crema de manos de Esdor tenéis que hacerlo, es una maravilla, ¡en la farmacia somos fans!).

Personalmente me gustó mucho lo bien que explicó Laura los productos cosméticos de los que habló, como el exfoliante y la manteca hidratante corporales, así como el sérum SOS y los aceites y limpiadores de Esdor. La parte de la cata de vinos también estuvo fenomenal (en especial el tinto) y creo que a los asistentes les encantó la experiencia.

En otro post os contaré más detalladamente algunos de los productos de Esdor para que la vayáis conociendo más, ¡os enamorará!

IMG_2505 IMG_2504

 

31 enero, 2017
por nuriaribeiro
0 Comentarios

Hipertensión, cuidado con la asesina silenciosa

¡Hola blogticarios!

La presión arterial es un factor de riesgo cardiovascular muyIMG_0855 común entre la población, ya que entre un 25 y un 40 por ciento de los adultos pueden padecerla, incluso sin saberlo. Pero además, se sabe que solo el 16,3% de las personas que están diagnosticadas y en tratamiento están correctamente controladas, es decir, con cifras de presión arterial por debajo del límite de riesgo (140/90 mmHg). Tener la presión arterial elevada durante mucho tiempo va a ir provocando daños en el riñón, en el corazón, en el cerebro y en general en todos los órganos del cuerpo. Por eso se conoce también esta enfermedad como “la asesina silenciosa”, y por eso es fundamental tener claras unas pautas básicas para detectarla lo antes posible y para que una vez diagnosticada se pueda controlar de forma óptima con ayuda del médico y del farmacéutico.

Pero, ¿qué es exactamente la presión arterial? El corazón bombea la sangre a través de las arterias para enviar el oxígeno y los nutrientes a todas las células del cuerpo. La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias.

La hipertensión se produce cuando la presión se mantiene elevada a lo largo del tiempo por encima de unas cifras determinadas. La presión arterial se registra con dos indicadores (p. ej. 120/70), el primer número indica lo que se llama presión sistólica o máxima (el corazón se contrae y envía la sangre al resto del cuerpo), y el segundo es la presión diastólica o mínima (presión entre latidos del corazón, cuando este se encuentra relajado). Existe hipertensión cuando la presión sistólica es de 140 o más, o cuando la presión diastólica es de 90 o más.

No se conocen las causas exactas de la hipertensión pero existen factores asociados que facilitan la aparición de la enfermedad: sobrepeso, exceso en el consumo de sal, grasa y alcohol, estrés, vida sedentaria, etc.

La hipertensión mantenida a lo largo del tiempo puede dañar los vasos sanguíneos del cuerpo, debilitar las paredes de los vasos, permitiendo sangrados, facilitar el depósito de colesterol y otras sustancias en las paredes, impidiendo el paso de la sangre al órgano en cuestión. Este bloqueo puede causar infartos cerebrales, infartos de miocardio y/o fallos renales.

Muchos pacientes al tomar un medicamento antihipertensivo ven que les baja su tensión y creen que ya pueden dejar de tomarlo, pero hoy por hoy la hipertensión no tiene cura. Lo único que podemos hacer es controlarla con la medicación y con cambios en la dieta y en el estilo de vida.

Por eso quiero dejaros estos consejos para prevenir la hipertensión y cuidaros:

tension_consejos_hiperSi os tomáis la tensión en casa, recordad:

tension_consejos_casa

 

Fuente: Ficha “Controla tu hipertensión y cuida tu corazón”de Esteve avalada por SEFAC y SEMERGEN.

25 enero, 2017
por nuriaribeiro
0 Comentarios

Resistencias antimicrobianas

¡Hola blogticarios!

Quiero comenzar este año intentando sensibilizar a mis clientes de la farmacia y a todos aquellos que me leéis sobre las graves consecuencias que puede tener un mal uso de los antibióticos.

Acabo de leer una noticia del último Eurobarómetro sobre resistencia antimicrobiana y los datos son preocupantes: la OMS y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades estiman que las bacterias resistentes a los antibacterianos son responsables en Europa de alrededor de 400.000 infecciones, generando 2,5 millones de días adicionales de hospitalización y, lo que es peor, 25.000 muertes por año.

Me parece un problema de naturaleza multifactorial, ya que implica a administraciones públicas, laboratorios… Y a todos los sanitarios, entre los que me encuentro. Por ello quería transmitiros la importancia de no tomar antibióticos innecesariamente. Con esto no quiero decir que esté en contra de ellos, por supuesto que no. Es evidente que hay veces que son totalmente necesarios, pero es cierto que se ha abusado mucho de ellos y que en muchos casos se deben evitar, como por ejemplo cuando la infección es provocada por un virus, donde el antibiótico es totalmente inútil, y además facilitamos la selección y proliferación de bacterias resistentes al antibiótico que hemos utilizado de forma improcedente.

Me encuentro a lo largo de mi día a día con personas a las que les parece mal que en la farmacia “pidamos receta” a la hora de dispensar un medicamento antibiótico, o mucho peor, un medicamento que entre sus componentes lleve alguno que sea antibiótico. Y ya si el medicamento en cuestión no entra por la Seguridad Social, que pidamos una prescripción médica es incomprensible, parece que “intentamos fastidiarles” o que “no queremos dárselo a ellos” por algún tipo de razón oculta… Y nada más lejos de la realidad. Además de que actualmente para su dispensación, por ley, es obligatoria la receta médica (allá la conciencia de cada uno, y espero que no le pille una inspección porque la multa que le pueden poner es considerable), lo que intentamos es que la persona acuda al médico para que confirme o valore si realmente se necesita un antibiótico para curar en ese momento el problema que el paciente pueda tener, por su bien.

Sabemos que muchas veces cada uno se conoce a sí mismo y que puede que realmente necesite ese medicamento para mejorar, porque le ha pasado en otras ocasiones, por ejemplo. Pero también sabemos que la persona se puede confundir, porque hay enfermedades que cursan con síntomas muy parecidos y podemos pensar que es lo de siempre, y resulta que no, que es algo totalmente diferente.

Por ello debemos saber qué son las enfermedades infecciosas. Las enfermedades infecciosas son aquellas provocadas por microorganismos, que pueden cursar con muy diversos signos y síntomas, y cuya importancia varía en función de numerosos factores. Solo el médico y el dentista (o el veterinario en el ámbito de la salud animal) están cualificados para diagnosticar y prescribir el tratamiento de las enfermedades.

Los microorganismos causantes de enfermedades (patógenos) pueden ser de muy diversa naturaleza: bacterias, hongos, protozoos, virus, parásitos, etc. Solo las infecciones provocadas por bacterias pueden ser tratadas con antibióticos, y cada especie de bacteria patógena responde de forma diferente a los diversos antibióticos disponibles; por ello, cualquier antibiótico no vale para cualquier infección bacteriana.

Muchas infecciones comunes son provocadas por virus (como la gripe o el resfriado), por parásitos (como el paludismo), o por hongos (como la candidiasis). La utilización de antibióticos para tratar estas infecciones de origen no bacteriano, no solo no cura la enfermedad sino que, como ya he comentado, además es capaz de provocar efectos adversos y facilita la aparición de resistencia antimicrobiana.

¿Qué es y por qué aparece la resistencia antimicrobiana?

Es un fenómeno biológico muy complejo por el que algunos microorganismos se vuelven resistentes a la acción de uno o más tipos de medicamentos antimicrobianos. En las infecciones provocadas por bacterias, algunas especies (o cepas) se vuelven resistentes a los antibióticos, impidiendo con ello el efecto antiinfeccioso de estos.

El gran problema de todo esto es que cada vez son menos las opciones para tratar las infecciones, por lo que es preciso recurrir a antibióticos de reserva, generalmente tóxicos y que requieren cuidados especiales para su administración, incluso algunas bacterias se vuelven multirresistentes, siendo la causa de la muerte de muchos pacientes.

Además de este desastre humanitario (se calcula que provoca cerca de 700.000 muertes al año en todo el mundo), el coste económico de la resistencia antimicrobiana ha sido cuantificado en cientos de miles de millones de euros: bajas laborales, incremento del gasto sanitario… El principal factor que puede ser evitado en el origen de esta resistencia antimicrobiana, es el mal uso de los antibióticos.

¿Cómo se difunden?

Las cepas de bacterias resistentes se difunden a través de diferentes vías, pudiendo infectar a cualquier persona. Las bacterias resistentes son transportadas por personas o animales que contagian a otras a través de medios diversos: aire, agua, contacto físico o alimentos.

¿Cómo se previene?

Estos son unos consejos sobre lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer, que hemos realizado para informar a nuestros clientes:

antib_SI antib_NO

Fuente: www.portalfarma.com -“Uso prudente de antibióticos”; www.fip.org –“Fighting Antimicrobial Risistance, the Contribution of Pharmacists”; Revista Farmacéuticos nº422 (dic 2016).