La Blogtica

Los mejores consejos, ¡sin receta!

Recomendaciones para mejorar tu calidad de sueño (II)

| 0 Comentarios

Hace un par de posts, quedé en comentaros qué tipo de plantas medicinales podéis probar cuando las medidas higiénicas que tenéis que adoptar para una buena calidad del sueño no son suficientes y seguís teniendo insomnio. Pues bien, aquí os presento las plantas más comunes y utilizadas para ello, de la mano de Arkopharma, un laboratorio que se dedica a la fitoterapia y que trabaja con todas ellas:

RHODIOLA (Rhodiola rosea)

Ayuda al organismo a  adaptarse a la tensión emocional y al esfuerzo físico, así como a disminuir la fatiga mental. Sus efectos se le atribuyen a su propiedad de mejorar la disponibilidad de serotonina y dopamina en los receptores apioideos, tales como las beta endorfinas. Algunos estudios han demostrado que esta planta puede ayudar a mejorar el estrés y la concentración.

AMAPOLA DE CALIFORNIA (Eschscholtzia califórnica cham.)

Contiene un hipnótico natural de la familia de los alcaloides, la eschscholtzina, que ejerce un efecto beneficioso sobre la calidad del sueño en la fase de conciliación, aunque también sobre los sueños nocturnos y las pesadillas. Es sedante aunque sin ser narcótica. Combate el estrés y permite reducir el nerviosismo que producen los trastornos del sueño. Gracias a sus propiedades antiespasmódicas, está indicada para atenuar los espasmos o los calambres que acompañan a los trastornos del sueño.

PAVOLINA (Papaver rhoeas L.)

Además de otras utilidades, los alcaloides presentes en los pétalos de la amapola tienen una interesante acción sobre las alteraciones del sueño. Su efecto sedante contribuye a controlar el nerviosismo excesivo, la ansiedad y la irritabilidad, ayudando así a recuperar la calma y la serenidad.

HIPÉRICO (Hypericum perforatum L.)

Sus sumidades floridas contienen un principio activo, la hipericina, al que se le atribuyen esencialmente los efectos antidepresivos y soporíferos de la planta. La hipericina actúa provocando un efecto global de la normalización de los neurotransmisores implicados en la modulación del humor, contribuyendo al equilibrio emocional. Es una buena opción frente a los estados de decaimiento que cursan con pérdida de interés, cansancio y alteraciones del sueño.

PASIFLORA (Passiflora incarnata L.)

De “la flor de la pasión” utilizamos las partes aéreas que poseen flavonoides y alcaloides que son los responsables de su efecto en los trastornos del sueño, restaurando progresivamente un sueño reparador y de calidad en aquellas personas que padecen insomnio. Se recomienda para aliviar los síntomas moderados de estrés mental y para ayudar a dormir. También es eficaz para tratar los espasmos nerviosos. No produce habituación, ni dependencia, con lo cual es una interesante alternativa en el tratamiento de la ansiedad y el nerviosismo.

VALERIANA (Valeriana officinalis L.)

Su raíz contiene numerosos compuestos, destacando la presencia de aceites esenciales, que le proporcionan su característico e inconfundible olor. Produce efectos sedantes y relajantes que permiten reducir el nerviosismo y la agitación asociada al estrés y mejorar el humor y la concentración. Asimismo, favorece la conciliación del sueño y mejora la calidad de este. También se utiliza con éxito para calmar la ansiedad y el nerviosismo que acompaña a la deshabituación tabáquica.

ESPINO ALBAR (Crataegus oxyacantha L.)

El hiperósido y la vitexina (flavonoides) actúan como reguladores del ritmo cardiaco, disminuyendo las palpitaciones del corazón en personas con ansiedad y nerviosismo. Ejerce una actividad sedante en el sistema nervioso central, aliviando la tensión y la irritabilidad. Esta actividad permite reducir la dificultad para dormir.

MELISA (Melissa officinalis L.)

Con un agradable aroma, la melisa se utiliza en el tratamiento sintomático de las molestias gastrointestinales, como flatulencias, hinchazón, espasmos intestinales y digestivos, colitis y calambres de estómago. Tiene una acción sedante y beneficiosa sobre el nerviosismo, la tensión y la ansiedad, que además ayuda a facilitar el sueño. La famosa Agua del Carmen, antigua fórmula de las Carmelitas que aún se sigue utilizando para el malestar digestivo, no es sino un alcohol de melisa.

¿Cuál es mejor para ti?

Os dejo este cuadro resumen por si os  puede servir de ayuda a la hora de elegir una planta u otra según cuál sea el problema:

Blogtica_Plantas_Insomnio_2

Que tengáis buen día… ¡y una buena noche!

 

Fuente: Arkopharma El ABC de las plantas.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.