La Blogtica

Los mejores consejos, ¡sin receta!

¡No te dejes las uñas!

| 0 Comentarios

uñas piesEstos días que en la farmacia estamos con la campaña del cuidado de los pies, veo que uno de los problemas más frecuentes que os afectan es la onicomicosis. ¿Qué es esto? Es la afección ungueal más frecuente, de hecho, tiene muy alta prevalencia (investigando un poco he visto que 1,3 millones de españoles se ven afectados). Consiste en una infección por hongos que daña las uñas y se caracteriza por la aparición de manchas blancas o amarillas que pueden ir acompañadas de fragilidad, decoloración, aumento de grosor y rotura.

Motivos puede haber mil, uno que me suelen contar últimamente es a la hora de hacerse la manicura y pedicura. Aseguraos de que el establecimiento reúne las condiciones adecuadas en cuanto a higiene y personal cualificado, ya que muchos de ellos no tienen estas garantías y podrían estropear vuestras uñas o tener repercusiones más graves.

Estas son algunas de las alteraciones que podéis ver en vuestras uñas:

FullSizeRender (3)

Antes de proponer un tratamiento adecuado, debemos asegurarnos de que los hongos son los responsables de estas variaciones, ya que algunas enfermedades (como la psoriasis o el liquen) cursan con una sintomatología parecida.

¿Cuál es el problema para eliminar a estos pequeños colonizadores?

La falta de adherencia. Me encuentro con que los pacientes no cumplen los tratamientos. El médico les prescribe alguna de las soluciones líquidas que hay para tratar la onicomicosis, como son las que contienen amorolfina o ciclopiroctalamina, y no los sacan de la receta electrónica porque se cansan de dárselo. Al ser una alteración indolora, no le dan importancia, sin embargo, la mayoría desconoce que sin un tratamiento adecuado podría llegar a cronificar, a afectar a más uñas y en mayor grado.

Estas soluciones se aplican directamente sobre las uñas, como si fuera una laca, y además pueden ir acompañadas de tratamiento antifúngico oral. Son terapias largas de entre seis meses y un año, y los pacientes no las completan, por lo que no obtienen un buen resultado.

Otros tratamientos que existen en el mercado son líquidos que se aplican como si de un boli se tratara, o también tipo laca de uñas, por ejemplo el Betalfatrus o el Urgo Uñas dañadas. Con cualquiera de ellos hay que ser muy constante y aplicarlo a diario.

¿Lo más novedoso? Actualmente existen técnicas como el láser Nd:YAG, que por medio de microimplusos que son absorbidos por el hongo, este desaparece en unas 4-6 sesiones, viéndose resultados desde la primera sesión.

Y nada más por hoy. Cuidaos los pies, incluidas las uñas, ¡y que tengáis buen fin de semana!

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.