La Blogtica

Los mejores consejos, ¡sin receta!

¿Necesitas una pomada reparadora por el frío?

| 0 Comentarios

El otro día me preguntaba una cliente por una pomada reparadora. Tenía las manos muy agrietadas del frío, quería que fuera económica y tenerla a mano siempre que la necesitara. Le enseñé varias opciones, y se decantó por Eucerin Aquaphor. Tiene dos formatos, uno grande (de 99 g), más para dejarlo en casa, y otro más pequeño (de 40 g) para llevarlo en el bolso. Se llevó el pequeño para probarlo y hoy se ha llevado el grande porque quedó encantada. Así que quería hablaros un poco de esta pomada multiuso, ideal para esta época del año y tener en cualquier botiquín de primeros auxilios.

Eucerin Aquaphor es una pomada reparadora que crea un entorno ideal para acelerar el proceso de curación de una piel dañada, extremadamente seca o irritada, gracias a su formulación sin agua, favoreciendo la cicatrización. ¿De qué está formada?

  • Glicerina, que atrae y retiene la humedad a la piel, ayudando a mantenerla hidratada y suave.
  • Pantenol, que es un derivado de la vitamina B, hidrata en profundidad y mejora la curación.
  • Bisabolol, un ingrediente natural que suaviza la piel sin provocar irritaciones en la piel sensible.

Con estos ingredientes crea una barrera protectora semipermeable que conserva la propia humedad de la piel, además de permitir la salida del exceso de líquido y la entrada de oxígeno. Al ser semioclusiva, permite la reepitelización natural de la piel, actuando de “segunda piel”. No lleva perfumes ni conservantes y tiene una tolerabilidad cutánea probada en estudios clínicos, siendo apta tanto para adultos como para bebés.

¿Cuándo podemos utilizar esta pomada?

Piel irritada. La piel está expuesta a múltiples agentes irritantes que pueden resecarla (clima, exceso de agua, medicamentos…).

Pies y manos agrietadas. El agua o los detergentes pueden resecar la piel y agrietarla. También la humedad o las temperaturas bajas pueden dañar las zonas más sensibles.

Labios agrietados. Por el frío, el viento… ¡sobre todo estos días de invierno que estamos teniendo!

Pequeñas quemaduras, rozaduras y abrasiones. Ante quemaduras leves (plancha, cocina…), enfría la zona y aplica la pomada. En rasguños y cortes (siempre que la herida no sangre o supure). También para cuando hacemos deporte y nos chocamos con nuestra propia piel, por ejemplo los muslos, o cuando hace calor en verano y la ropa nos produce rozaduras.

Post-tratamientos dermatológicos. Peeling, depilación láser, tatuajes…

Dermatitis del pañal. El pañal genera exceso de humedad y pequeñas rozaduras en la piel de los bebés.

Irritación bucal del bebé o boqueras en adultos. Cuando empiezan a salirle los dientes al bebé se incrementa el babeo, que puede irritar la zona alrededor de la boca, la barbilla, las mejillas… También puede ayudar a que desaparezcan las boqueras.

Calmaremos así las pieles irritadas, protegeremos la piel del enrojecimiento y descamación, la aliviaremos, y restauraremos mientras favorecemos su curación.

Nada más por hoy blogticarios, ¡feliz fin de semana!FullSizeRender (15)

 

Fuente: eucerin.es

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.