La Blogtica

Los mejores consejos, ¡sin receta!

Empieza el verano con buen pie

| 0 Comentarios

pies3Aunque el tiempo nos está volviendo un poco locos, que no sabemos si sacar el bikini o el abrigo, dentro de poco al fin nos pondremos las sandalias y… ¿cómo están nuestros pies? Ampollas, juanetes, durezas, callos, talones agrietados… Podemos encontrarnos con uno o varios de estos problemas a la hora de lucirlos, porque cuando se trata del cuidado personal, muchas veces nos olvidamos de que también nuestros pies requieren una atención especial.

¿Qué podemos hacer en cada caso?

Desde la farmacia, podemos ayudaros a encontrar soluciones.

Ampollas: Son una elevación de la epidermis que contiene líquido acuoso en su interior. Se forman en respuesta al roce continuo o a la presión, causadas por ejemplo por zapatos mal ajustados, actividades deportivas o largas caminatas. También es muy común que se nos produzcan al cambiar a un calzado nuevo. El mejor remedio es prevenir, pero no siempre es posible.

Cuando ya tenemos la ampolla, lo mejor es no pincharla, puesto que aumentaríamos el peligro de infección. Aplicamos directamente un apósito, como pueden ser los de Compeed, que llevan un hidrogel en su interior que actúa como una segunda piel protegiendo la zona, y nos van curando la lesión.

Sólo si la ampolla se encuentra en la planta del pie y debemos seguir caminando, para curarla debemos pincharla con una aguja esterilizada para drenar el exudado. Sin retirar la piel muerta, ya que actúa como protección. Si la herida está infectada, hay que desinfectarla. Cuando esté completamente seca, aplicar un apósito. Ahora además de Compeed existen otras marcas que también los hacen: Urgo, Salvelox

Callos: Es la más común de las dolencias podológicas, y afectan a todo tipo de personas. Son lesiones hiperqueratósicas que se producen por presión, rozaduras del calzado o problemas ortopédicos. Farmalastic tiene una amplia gama de productos que protegen los dedos para aliviar el dolor y evitar su formación: protectores tubulares recortables, dediles, separador de dedos, todos con gel de silicona que distribuye las presiones, frenan la formación del callo y conducen a su desaparición. Otra marca buena de estos productos es VariSan.

Para tratarlos se pueden limar y utilizar después algún producto callicida, tanto líquido como tiritas, que generalmente llevan ácido salicílico para ir ablandando el callo.

Juanetes: Es una curvatura anormal del primer metatarsiano del pie dirigida hacia los demás, con enrojecimiento y dolor. El dedo gordo puede llegar a montarse sobre el siguiente. Puede existir la necesidad de separar los dedos para alinearlos, con lo que podríamos utilizar un separador de juanete, o bien prevenir el enrojecimiento y distribuir la presión con un protector. Además, Farmalastic tiene un corrector de juanetes, una especie de protector que por medio de unas bandas de silicona en ciertos puntos del pie, ejerce una presión que va corrigiendo la postura del dedo.

Talones agrietados: Cuando los pies están deshidratados, se nos empiezan a formar grietas que pueden resultar muy dolorosas. Lo ideal como siempre es prevenir, aplicándonos una crema hidratante para los pies al menos una vez al día. Existen muchas en el mercado: Neutrógena, Podos de Isdin (que además de su gel oil, tienen un producto específico para el pie diabético), Saltratos, etc. ¿Cuál es mejor? Todas tienen fórmulas buenas, hidratar nos va a hidratar cualquiera de ellas bien, porque son buenas marcas. Es cuestión de probar y usar la que a cada uno le guste más, porque podemos preferir que se absorba rápido, o que el olor sea de una manera u otra. Cuando ya se nos ha formado la grieta, podemos utilizar un apósito líquido (por ejemplo Urgo Grietas), que nos forma una película que nos alivia el dolor, favorece la cicatrización, protege y previene la reapertura de la grieta.

Durezas: Todos sabemos cómo son. Se pueden producir por envejecimiento o desgaste de la almohadilla plantar natural del pie debido a muchas causas: edad, deporte, zapatos de tacón, etc. Se puede limar la zona, usar una crema hidratante y si existe metatarsalgia, utilizar una almohadilla para distribuir la presión.

Para un resultado eficaz, ahora han sacado las limas electrónicas, muy cómodas y fáciles de utilizar. La primera fue Velvet, de Dr. Scholl, casa dedicada especialmente a los pies. Ahora, además de rodillos con diferentes rugosidades, han sacado toda una línea para mimar tus pies: crema de día, crema de noche, baño, e incluso un sérum intensivo para hidratarlos. PediSilk es la lima eléctrica que ha salido nueva este año, a un precio más económico, también con recambios y accesorios para cuidar además tus uñas.

Para terminar, os dejo con un vídeo muy interesante de cómo se utilizan estas limas eléctricas.

Poneos en marcha ya, y empezaréis el verano ¡con muy buen pie!

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.